RSS

Procesan a los apropiadores de Pablo Javier Gaona

06 Oct

Sábado 6 de Octubre 2012

Un genocida ex coronel del Ejército, su sobrino y la esposa de éste fueron procesados con prisión preventiva por la apropiación de un hijo de desaparecidos que fue robado al mes de vida en el centro clandestino de detención de la base militar Campo de Mayo, se informó hoy en los tribunales.

 Un ex coronel del Ej�rcito, su  sobrino y la esposa de �ste fueron procesados con prisi�n preventiva  por la apropiaci�n de un hijo de desaparecidos que fue robado al  mes de vida en el centro clandestino de detenci�n de la base  militar Campo de Mayo, se inform� hoy en los tribunales.

Los procesados son el ex militar genocida Héctor Salvador Girbone, imputado de “sustracción, ocultación y retención de un menor de diez  años”, con embargo de 1,3 millón de pesos, y Salvador Girbone y  Raquel Alí Amhed, acusados de “ocultación y retención de un menor de  diez años” y “alteración de estado civil”, con embargos por 850  mil pesos.

La víctima es Pablo Javier Gaona Miranda, quien fue inscripto  con la identidad falsa de Leandro Daniel Girbone, y en verdad es  hijo de los desaparecidos Ricardo Gaona y María Rosa Miranda, según determinó el estudio de ADN en el Banco Nacional de Datos  Genéticos, y que es el nieto 106 recuperado por Abuelas de Plaza de Mayo.

La causa se inició porque, el 20 de junio pasado, el supuesto  apropiado se presentó en Abuelas de Plaza de Mayo y en la Comisión  Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI)- manifestando  dudas sobre su verdadera identidad y, luego de ello, se sometió a las  pruebas del ADN.

La jueza federal María Servini de Cubría, con los resultados de  aquellos científicos en la mano, determinó que con “una  probabilidad de parentalidad de 99,99999 por ciento” es hijo de los  desaparecidos Ricardo Gaona y María Rosa Miranda, ambos de la  organización guerrillera ERP.

Gaona, alias “Petit”, y Miranda, alias “Mery” o “Silvia”  habían nacido en Paraguay y Tucumán, respectivamente. Vivían en un  edificio del centro porteño, donde él trabajaba de encargado. El 13 de  abril de 1978 Pablo Javier nació en el hospital Rivadavia. Al  mes, el 14 de agosto, la familia fue secuestrada y llevada a Campo de  Mayo.

A Pablo Javier, según el fallo, el entonces coronel Girbone lo  entregó a su sobrino-ahijado, quien lo anotó como hijo propio,  aunque conforme fueron pasando los años y junto a su esposa, Alí  Amhed, empezaron a revelar al chico que no era hijo de ellos, sino  que lo habían traído de Misiones.

Hasta que en 2003 comenzó a tener dudas sobre su verdadera  identidad y meses atrás, ya con 34 años, se sometió a los estudios  genéticos y supo sus nombres y apellidos reales.

Para las Abuelas de Plaza de Mayo, Gaona Miranda es el “nieto  106” entre los que fueron apropiados durante la dictadura y  consiguieron recuperar su identidad

 Fuente: Diario-Hoy

———————————————————–

Además se dispuso embargo de sus bienes por $ 3.050.000

Pablo Javier Gaona

La jueza federal María Servini de Cubría procesó con prisión preventiva a tres acusados por la apropiación del hijo de desaparecidos Pablo Javier Gaona durante la última dictadura, informaron hoy fuentes judiciales. El coronel (RE) Héctor Salvador Girbone, Salvador Norberto Girbone y Raquel Ali Amhed fueron procesados por los delitos de “sustracción, ocultación y retención de un menor”, alteración de su estado civil y, en cuanto al segundo de los imputados, “falsedad ideológica de documento público”. La jueza dispuso embargar bienes de Salvador Girbone y Amhed, por 850.000 pesos cada uno, y de Héctor Girbone, por 1.350.000 pesos. Pablo Javier Gaona había sido inscripto por sus apropiadores en 1978 como Leandro Daniel Girbone, pero en junio último acudió a las Abuelas de Plaza de Mayo para constatar si, como sospechaba, era hijo de desaparecidos.

En una resolución de 83 carillas, a la que Télam tuvo acceso, Servini de Cubría recordó que la causa se inició en virtud de la denuncia formulada el pasado 6 de agosto por el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda. El funcionario, también presidente de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI), narró que el 29 de junio “se presentó ante la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo Leandro Daniel Girbone manifestando su voluntad de esclarecer sus orígenes biológicos, ante la presunción de ser hijo de personas desaparecidas”.

Abuelas “derivó el caso a CONADI, donde el 2 de julio del corriente año el joven efectuó una presentación espontánea” en la que dijo que figuraba inscripto como hijo de Salvador Girbone y Raquel Alí Ahmed, nacido el 22 de julio de 1978. Ádemás, precisó “que tenía conocimiento de no ser hijo biológico de quienes figuraban como sus padres y que, según el relato familiar, habría sido entregado a instancias de su tío-padrino Héctor Girbone, coronel retirado del Ejército”.

En su resolución, la jueza señaló que estudios del Banco Nacional de Datos Genéticos revelaron que los desaparecidos Ricardo Gaona y María Rosa Miranda tienen “una Probabilidad de Parentalidad de 99,99999 por ciento de haber sido los padres biológicos del Perfil Genético obtenido de la muestra hemática” tomada al joven.

Respecto de la responsabilidad de Héctor Girbone, la jueza explicó que “no puede cuestionarse” su participación en los hechos investigados, ya que ha sido un eslabón ejecutor a los efectos de asegurar el éxito de la maniobra criminal que aquí nos evoca, puesto que la calidad de militar que ostentaba le habría permitido acceder a un niño sustraído”.

Según la magistrada, la “situación que no habría podido perpetrarse sin la condición señalada, y de la que carecían sus consortes de causa, más teniendo en cuenta que al tiempo de la apropiación de Pablo Javier Gaona, el nombrado prestaba servicios en Campo de Mayo, donde como ya se dijo precedentemente funcionaron tres centros clandestinos de detención y por donde habrían pasado mujeres embarazadas detenidas desaparecidas”.

Por su parte, Pablo Javier Gaona relató que “desde el 2003 hasta el 2008 fue un proceso interno pero nunca había planteado el tema ni hablado acerca de mis dudas con mis padres”, hasta que “a fines de 2008 le planteo a mi madre la necesidad de querer saber quién era yo”. “Específicamente le dije que yo creía que podía ser hijo de desaparecidos y quería ir a Abuelas a hacerme un ADN. Yo le hago este comentario, ella me dijo que sospechaba también que yo podía ser hijo de desaparecidos, no me lo
dijo con esas palabras, me lo dio a entender”, agregó.

La admisión de Amhed “me deja conmocionado” pero “todavía me daba más seguridad de que mi sospecha no era infundada”, evocó. “Desde fines de 2008 hasta el día que me decido a ir a Abuelas, que fue el 20 de junio del presente año, en ese lapso de tiempo lo que hice yo fue informarme, tener un proceso interno, para tomar la decisión definitiva de ir a hacerme el análisis”, puntualizó.

Fuente:Telam

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: