RSS

Megacausa Campo de Mayo – Un represor declaró y quedó detenido

19 Feb

19 de FEBRERO 2014

En la Causa de la “contraofensiva montonera”

Roberto Dambrosi fue beneficiado con la prisión domiciliaria por su edad y salud.

Roberto Dambrosi, de 79 años, quien se desempeñó como jefe de la Compañía de Actividades Psicológicas del Batallón de Inteligencia 601 entre 1979 y 1980, fue detenido ayer tras prestar declaración indagatoria en la causa que investiga las violaciones a los Derechos Humanos que se cometieron durante la llamada Contraofensiva montonera, una frustrada operación guerrillera que se ejecutó sobre el final del terrorismo de Estado y que contó con el retorno de muchos militantes que habían huido al exterior.

Tras escuchar el testimonio del militar, la jueza federal de San Martín, Alicia Vence, decidió otorgarle la prisión domiciliaria. Se trata del primer represor apresado en la pesquisa que investiga 85 desapariciones y 20 secuestros e involucra a once oficiales y suboficiales de la inteligencia castrense. La decisión no conformó a los familiares.
Dambrosi se presentó a las 9:50 en los tribunales de San Martín, en silla de ruedas, y se retiró cuatro horas más tarde, por sus propios medios. Según fuentes judiciales, la magistrada benefició al represor con la prisión domiciliaria por “su edad y estado de salud”. En diálogo con Tiempo Argentino, el abogado Pablo Llonto afirmó: “Presentó un certificado para acreditar que tuvo un ACV”.
“Los familiares esperamos más porque se trata de imputados por crímenes de lesa humanidad. Queremos que salgan esposados y en patrullero. No se pueden ir tranquilos a tomar mate o café a su casa”, exigió Gustavo Molfino en comunicación con este diario. Querellante en la causa, es hijo de Noemí Molfino, quien fue secuestrada en Perú en junio de 1980 y apareció sin vida un mes más tarde, en España. La dictadura militar también asesinó a su hermana Marcela, quien estaba embarazada de un mes cuando fue “chupada”. Aquel bebé, que nació en cautiverio, recuperó su identidad en 2009. “Pedimos cárcel común para los genocidas”, insistió Gustavo.
La secuencia de indagatorias que se inició ayer continuará mañana con el testimonio de Raúl Guillermo Muñoz, quien revistó como jefe del Departamento de Personal del Estado Mayor del Comando Institutos Militares entre 1980 y 1982. El jueves será el turno de Carlos Carpani Costa, quien fue jefe del departamento de Inteligencia de la misma dependencia, entre 1979 y 1980. La semana pasada había fracasado la audiencia con Luis Ángel Firpo, ex jefe de la Central Contrainteligencia y jefe de la División de Seguridad del Batallón 601 durante la última dictadura, por un error en la notificación judicial.
Otros militares del Ejército imputados en el expediente –que integra la megacausa Campo de Mayo– son: Alfredo Sotera, ex jefe de la jefatura II de Inteligencia; Jorge Norberto Apa, ex jefe de la división Inteligencia Subversiva Terrorista del departamento Interior de la Jefatura II de Inteligencia; y Mario Guillermo Ocampo, ex jefe de la Segunda Sección de Ejecución perteneciente al destacamento 201 de Inteligencia del Comando Institutos Militares, prófugo de la justicia. «
 
Megacausa
Campo de Mayo
El expediente integra a su vez la denominada megacasua de Campo de Mayo.
 
Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: