RSS

Contraofensiva: fue detenido otro represor

20 Feb

20 de FEBRERO 2014

Lo ordenó la magistrada actuante en el juicio por la desaparición de 85 militantes montoneros y el secuestro de otros 20 entre 1979 y 1980

Raúl Guillermo Muñoz, ex jefe del Departamento Personal (G1) del Estado Mayor del Comando de Instituto Militares, entre 1980 y 1982, se transformó en el segundo detenido de la causa que investiga más de 100 crímenes de lesa humanidad cometidos por el terrorismo de Estado durante la llamada Contraofensiva montonera, una frustrada operación político-militar realizada por la organización guerrillera entre 1979 y 1980 para derribar a la dictadura. La jueza federal de San Martín, Alicia Vence, le concedió al represor prisión domiciliaria porque “padecía problemas de salud”, explicaron fuentes judiciales.

Muñoz estaba citado a prestar declaración indagatoria pero prefirió el silencio. Llegó a los tribunales a las 10, vestido con camisa celeste y pantalón azul. Fue consultado por las víctimas y los elementos probatorios que lo vinculan con los hechos. Si bien dejó el edificio cuatro horas más tarde, jamás cambió su estrategia: no declaró. Al abandonar los tribunales, sus acompañantes, un tanto más alterados que a la mañana, evitaron por todos los medios que los familiares de las víctimas se le acercaran.
Ayer, la magistrada repitió la resolución que había ordenado con Roberto Dambrosi (79 años), quien revistó como jefe de la Compañía de Actividades Psicológicas del Batallón de Inteligencia 601 entre 1979 y 1980. Dambrosi fue el primer represor recluido –también con domiciliaria– en el proceso que investiga 85 desapariciones y 20 secuestros, e involucra a once oficiales y suboficiales de la inteligencia castrense.
La secuencia de indagatorias continuará mañana con Carlos Carpani Costa, quien fue jefe del departamento de Inteligencia del Estado Mayor del Comando de Instituto Militares entre 1979 y 1980. El 11 de febrero había fracasado la primera citación por un error en la notificación judicial. El favorecido fue Luis Ángel Firpo, ex jefe de la Central de Contrainteligencia y jefe de la División de Seguridad del Batallón 601 durante la última dictadura.
.
Se estima que las audiencias se extenderán, al menos, tres semanas más. Entre los once agentes del Ejército imputados en el expediente, que integra la megacausa Campo de Mayo, se destacan: Alfredo Sotera, ex jefe de la jefatura II de Inteligencia; Jorge Norberto Apa, ex jefe de la división Inteligencia Subversiva Terrorista del departamento de Interior de la Jefatura II de Inteligencia; y Mario Guillermo Ocampo, ex jefe de la Segunda Sección de Ejecución perteneciente al destacamento 201 de Inteligencia del Comando Institutos Militares, prófugo de la justicia.
.
La contraofensiva fue una fallida acción político-militar que impulsó Montoneros para tomar contactos políticos y sindicales en el país con la idea de profundizar la lucha contra la dictadura. Participaron muchos militantes que se habían exiliado por la persecución política que se vivía en el país. «
Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: