RSS

Confirman el procesamiento de Bignone y Riveros por tres casos de robo de niños

15 Abr
Lunes 14 de Abril de 2014

Ambos tenían condenas por el plan sistemático de sustracción de bebés en la dictadura. La medida alcanza al médico Raúl Martín

Tiempo Argentino

La Cámara Federal confirmó el procesamiento del represor Reynaldo Bignone por tres nuevos casos de sustracción y supresión de identidad de niños nacidos en el Hospital Militar de Campo de Mayo cuando sus madres se hallaban secuestradas, durante la dictadura cívico militar.
En 2012 Bignone fue condenado a 15 años de prisión por otros hechos que tuvieron distintas víctimas y este fue uno de los argumentos de la Sala I de la Cámara para rechazar los planteos de las defensas del último presidente de facto y de otros procesados por el juez federal Sebastián Casanello.
El tribunal también confirmó el procesamiento –por nuevos casos de sustracción y supresión de identidad de menores, y privación ilegal de la libertad y tormentos a las madres de recién nacidos–, del ex Comandante de Institutos Militares, Santiago Omar Riveros. La resolución alcanzó al ex jefe del Servicio Clínica Médica del hospital de esa guarnición militar Raúl Eugenio Martín.
En ese hospital “eran alojadas mujeres embarazadas secuestradas a los fines de dar a luz y para el posterior secuestro de sus hijos”, consignó la resolución firmada por los camaristas Eduardo Farah y Jorge Ballestero.
Las defensas dijeron que ya se habían dictado procesamientos en el marco del denominado “plan sistemático” de robo de bebés, implementado durante el período comprendido entre marzo de 1976 y diciembre de 1983, pero la Cámara recordó que en este caso se los responsabiliza por otros casos puntuales, con distintas víctimas. “Todos los casos –acotó el tribunal– obedecían a una misma metodología en cuanto a cómo debía procederse ante las embarazadas detenidas, los nacimientos en cautiverio y los menores sustraídos, todo ello para asegurar que, finalmente, llegasen a mano de determinados matrimonios, quienes los inscribían como hijos propios”.
Agregó que “en el intento desmedido de querer cortar todo rastro con la verdadera familia y callar todo reclamo, no se reconocieron límites: asesinaban, salvo excepciones, a las madres; y ello ocurría al poco tiempo de dar a luz o de ser separadas de sus hijos.  Los padres habían corrido la misma suerte tiempo antes”.
Los procesamientos se confirmaron por los casos de privaciones ilegales de la libertad agravadas y tormentos sufridos por Beatriz Recchia de García, Marcela Molfino de Amarilla, María Teresa Trotta, entre otras. «Repudio

El titular de Dypra, Jorge Conalbi, consideró “una verdadera afrenta al periodismo que Adepa cuestione el accionar de la justicia de la democracia” en el caso del allanamiento al diario La Nueva Provincia, por la causa en la que se imputa a Vicente Massot.

Fuente: TIEMPO ARGENTINO

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: