RSS

Campo de Mayo: una gigantesca base de operaciones para la represión ilegal y el terrorismo de Estado

19 Nov

Jueves 19 de noviembre de 2014

Incluía maternidad clandestina y aeropuerto para los “vuelos de la muerte” 

 Memoria Verdad y Justicia - Télam
Una maternidad clandestina, tres centros clandestinos de detención, un aeródromo desde donde despegaban los “vuelos de la muerte”: eso fue Campo de Mayo, cinco mil hectáreas de infierno. Junto a la Escuela de Mecánica de la Armada, Campo de Mayo fue uno de los mayores centros clandestinos de detención. Según cifras del informe de la CONADEP que se actualizaron en 2000, el 90 por ciento del total de las desapariciones se repartieron entre sólo tres centros clandestinos: “El Campito” de Campo de Mayo, por donde habrían pasado unas cuatro mil personas; la ESMA donde hubo cerca de cinco mil detenidos y La Perla, en Córdoba, donde hubo 2.500 secuestrados.

Según datos de la Comisión por la Memoria de Campo de Mayo, en este lugar también se enterraron cuerpos, y en el Hospital Juan Madera en su interior existió una maternidad clandestina y desde la guarnición militar despegaban los terribles “vuelos de la muerte”. “Se estima que de 200 casos de menores sustraídos denunciados por las Abuelas de Plaza de Mayo, 27 corresponden a la zona 4 y sus áreas de influencia”, detalla la comisión.

Campo de Mayo formó parte de la Zona 4, según la división del país realizada por el gobierno militar, y en ella estaban incluidos los distritos de San Miguel, Vicente López, Tres de Febrero, Pilar, Escobar, Tigre, San Fernando, General San Martín, Exaltación de la Cruz, Zárate, Campana y San Isidro. La zona 4 no tuvo subzonas sino áreas bajo el control del Comando de Institutos Militares, que reunía todas las escuelas de “formación” y era el represor, hoy preso, Santiago Omar Riveros,
quien la tuvo a cargo desde septiembre de 1975 hasta los primeros

En el área 470, que correspondía a lo que hasta 1994 se conoció como General Sarmiento y hoy equivale a San Miguel, Malvinas Argentinas y José C. Paz, se asentaba la guarnición de Campo de Mayo, una enorme franja militar de cinco mil hectáreas. Desde 1976 hasta 1980, funcionaron allí tres centros clandestinos de detención: El Campito o Los Tordos, Las Casitas o La Casita y la Prisión de Encausados.

El Hospital Militar de Campo de Mayo funcionó como maternidad clandestina para prisioneras embarazadas provenientes de los centros clandestinos ubicados en Campo de Mayo, así como también de otros que funcionaban en las proximidades de la dependencia. Los partos se producían en el servicio de Ginecología y Obstetricia del hospital, que estuvo a cargo del ya fallecido médico militar Julio César Caserotto entre enero de 1977 y diciembre de 1983.

También fueron señalados como responsables de la maternidad los médicos Norberto Bianco, recientemente extraditado de Paraguay, y a Agatino Di Benedetto, quien también fuera el primer interventor del Policlínico Alejandro Posadas, hospital que funcionó durante la dictadura militar como centro clandestino de detención.

Fuente: Télam 

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: