RSS

Declaró Juliana García Recchia

“Mi hermana no se escondió, la escondieron, la tenían secuestrada”


Juliana García Recchia, declaró hoy en el juicio contra los apropiadores de su hermana. Se imputa a Luis José Ricchiuti y Élida Hermann de haber sido partícipes de la sustracción, ocultamiento y retención de la hija del matrimonio García-Recchia. También se los acusa de haber incurrido en la falsificación ideológica de la partida de nacimiento con la que se inscribió a la niña como su hija biológica y con la que se obtuvo su documento nacional de identidad falso, suprimiendo así el estado civil y la identidad de la hija de la pareja desaparecida por el terrorismo de Estado en 1977.
En el juicio Juliana relató con lujo de detalles la búsqueda de su hermana desde que desapareció su madre embarazada, en 1977: “Recuerdo que íbamos a la sede de Abuelas de Plaza de Mayo en la calle Montevideo. Para mí cada vez que iba estábamos más cerca de encontrarla”. Juliana con gran entereza y claridad pudo describir lo que significa la búsqueda de una persona sin tener rastros: “Yo vivía todo trazando paralelismos, sabiendo permanentemente de la desigualdad, mientras yo buscaba sola, sin saber dónde, otros sabían”.
Juliana siempre estuvo ligada a las Abuelas y desde hace años pertenece a los equipos técnicos de la institución: “Para nosotros la búsqueda era a través de Abuelas, porque era colectiva. Pero además de esa búsqueda y desde antes de que yo participara activamente, la buscaba también individualmente, en silencio. Yo sentía que jugaba a las escondidas, pero no era una escondida. Mi hermana no se escondió, la escondieron, la tenían secuestrada”.
Luego describió concluyó: “Me tocó conocer a mi hermana luego de 32 años. Considero que los responsables de todo esto son Ricchiuti y hermann”.

Anuncios
 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: